La elegancia y la sutileza de Eduardo Manet

Publicado por Amir Valle | Publicado en De Literatura | Publicado el 30-01-2016

Eduardo G. Manet (Santiago de Cuba, 1930)

Eduardo G. Manet (Santiago de Cuba, 1930)

 

Acabo de leer una novela fina, elegante, trascendente y culta: La amante del pintor, de Eduardo Manet; una obra que destila, como los vinos añejados, ese aroma sutil de las esencias, en este caso, humanas. ¿Cómo es posible que esos renombrados y siempre bien informados críticos amantes de establecer cánones a partir de las usuales capillas y élites que pululan en nuestros “predios cubanos” en la isla y el exilio no hayan incluido ya a esta excelente novela en sus usuales selecciones de lo más selecto de la literatura cubana de estos últimos años? ¿Padecerán ellos ese mismo síndrome ─que Manet cuenta en la novela─, que hacía que ciertos “catadores” de la pintura en Francia, encargados de seleccionar las mejores obras para participar en los famosos Salones de París, durante décadas enteras rechazaran obras de Edouard Manet, Edgar Degas, Claude Monet, Auguste Renoir, Paul Cézanne, hoy consideradas clásicas?

portada-novela-manet-chicaDejando a un lado estas injusticias humanas que, como se demuestra en la novela, sólo el tiempo puede borrar, confieso que hacía muchos años no disfrutaba de esa elegancia, esa sutileza y esa maestría natural que disfruté hace ya mucho tiempo, cuando a mis 14 años uno de mis primeros maestros, el gran José Soler Puig, me recomendó leer En busca del tiempo perdido, de Proust, porque sólo así, según sus palabras, yo lograría entender dónde había aprendido él a crear esa atmósfera única de ligereza profunda, esa sensación de asistir a un instante espiritualmente inmenso a partir de la recreación de instantes de nuestra cotidianidad que pueden parecernos burdos, ese espíritu de eternidad que se respira en su mejor novela, El pan dormido.

La amante del pintor ─a partir de una anécdota con tintes autobiográficos: la posible relación familiar entre el gran impresionista francés Edouard Manet y Eduardo González Manet (nombre real del escritor santiaguero-francés Eduardo Manet, autor de la novela aquí comentada)─, recrea la historia de una pasión que va más allá de la simple carnalidad entre los personajes para conformar una crónica que permite al lector adentrarse en una de las épocas más luminosas de la vida cultural francesa del siglo XIX: el surgimiento y expansión del movimiento impresionista, y el universo creativo y personal de algunos de sus más reconocidos representantes, en un juego de exquisita sutileza en torno al triángulo de pasiones íntimas y públicas de Edouard Manet, Eva Gonzáles (sú única alumna) y  Berthe Morisot, observados todos desde otra esquina por la benévola resignación amorosa de la pianista holandesa Suzanne Leenhoff, esposa del pintor. Se recrea así, además, otra de las marcas que dieron un toque de distinción y renovación al impresionismo francés: la irrupción de las mujeres en la pintura, un ámbito hasta entonces reservado casi en exclusividad para los hombres, gracias a los trabajos de Mary Cassatt, Marie Bracquemont y Berthe Morisot, por sólo mencionar a las que se considera “las tres grandes damas del impresionismo”.

Escrita originalmente en francés y publicada en ese idioma en el 2011, para luego ser traducida y publicada en español por Plataforma Editorial en el 2013, incluso para quienes nos consideramos amantes de la pintura clásica (y que, por ello, nos creemos identificados con las biografías de sus principales exponentes), esta novela de Manet ofrece la posibilidad de meternos muy dentro de la piel de algunos de esos personajes, conocer sus dilemas creativos, sus luchas por no plegar su visión del arte a los rígidos cánones de la cultura oficial imperante, e incluso sus pasiones, bajas o encumbradas. Y en ese contexto de realización humana, de amor por la alta cultura, de respeto y culto por los más humanistas valores de la creación artística y literaria, y tal vez precisamente por todo ello, la pasión entre el pintor Manet y su pupila Eva Gonzáles (ella tenía apenas 20 años cuando se conocieron) aparece como la luz de una vela que titila bajo todas las brisas tormentosas que sacudieron esa época, una vez mustia y triste, otra vez bulliciosa y brillante. Un gran amor empañado por la promiscuidad, la traición, las singulares estocadas que lanza siempre todo triángulo amoroso a sus puntas y algunos secretos tan bien guardados que aún al terminar la novela surge la pregunta que intenta responder a la anécdota que dio comienzo a la historia: ¿Acaso bromeaba el padre de Eduardo Manet aquel lejano día a la revolución cubana en que le confió inocentemente la noticia? “¿Sabes que descendemos del pintor?”.

Sin esos alardes técnicos que suelen impactar a los críticos literarios; narrada con la naturalidad rumorosa con la que descienden las aguas de esos manantiales que abundan en la Sierra Maestra de ese Santiago que vio nacer al escritor Manet en 1930; configurada mediante la resurrección asombrosa, casi real, a veces cinematográfica por lo visible, de personajes de una solidez dramática que se quedan en la memoria del lector, y ambientada en escenarios recreados que demuestran una profunda búsqueda histórica previa a la escritura de la novela, La amante del pintor es, por méritos propios y no por el capricho de alguno de esos críticos que hoy la desconocen, una obra importante. No he leído más nada de Eduardo Manet (escribe en francés y, por desgracia, creo ya demasiado para mi cabeza el poder leer en inglés y alemán), pero me ha bastado con esta historia suya para saber que me encuentro ante un escritor imprescindible de nuestras letras, las letras cubanas, aunque él cree estos mundos fabulosos en el idioma de ese otro gran monstruo de la literatura que fue Émile Zola, un gran amigo de los protagonistas de La amante del pintor.

Por Waldo (González López) y con Waldo, a sus 70 años

Publicado por Amir Valle | Publicado en De Literatura | Publicado el 10-01-2016

Waldo González Löpez (Foto tomada del Facebook de Belkis Proenza).

Waldo González Löpez (Foto tomada del Facebook de Belkis Proenza).

 

Hace ya casi 30 años, en el verano de 1987, pude conocer a un escritor del que ya en ese entonces había escuchado hablar bastante: Waldo González López. A partir de ese momento comencé a recordarlo como el culpable de que se cumpliera mi sueño de publicar en una revista que, por ese entonces, estaba entre las más leídas por los cubanos, la revista Muchachas, donde Waldo (como supe mucho tiempo después) tuvo que luchar para que se publicara la que sería mi primera incursión crítica sobre la realidad cubana a través de la literatura: mi cuento “Cambiar”. Por aquellos días, lo sé, tampoco me habría importado mucho que un escritor a quien sólo conocía de oídas hubiera tenido que romperse el pellejo y meterse en líos por publicar el cuentecillo de un joven escritorzuelo guajiro de 20 años que había tenido la osadía de lanzarse a escribir una historia contra uno de los puntales ideológicos de la “Revolución” Cubana: la falsedad y la doble moral ideológica de la Unión de Jóvenes Comunistas. Y es que para mí fue tan importante ver mi cuento impreso en aquellas páginas que, aunque hubiera sabido los muros que tuvo que saltar el pobre Waldo, a causa de mi inmadurez y mi ingenuidad política, no habría sido capaz de entender el peligro que su defensa podría significar para su carrera profesional. Leer el resto de esta entrada »

Un Festival más allá de los sueños

Publicado por Amir Valle | Publicado en De Literatura | Publicado el 05-12-2015

tercera-edicion-festival-vista-promo

 

Tercera edición del Festival Vista
de Arte y Literatura Independiente en Miami

 

Cuando hace un tiempo, en un breve chat, Armando Añel e Idabell Rosales me comentaron su sueño de hacer un Festival de Arte y Literatura Independiente en Miami sentí ese estremecimiento que sólo me conmueve cuando me encuentro frente a una gran idea: sólo los sueños locos, si se anclan en el deseo de romper esquemas, tabúes y barreras, logran convertirse en hitos, en este caso de la Cultura Cubana, así, escrita con mayúsculas. Esa es una regularidad del universo de la creación cultural que nunca falla. Y así, bajo ese quijotesco influjo, dos ediciones y muchas metas alcanzadas poco a poco, a puro esfuerzo, y venciendo escollos, ataques de muchas partes e incredulidades, han convertido ya a este Festival en un referente importante para la cultura en la que muchos consideran “la segunda capital de la cubanía”. Es, entre otras muchas cosas, una trompetilla de burla a quienes por décadas han insistido en que los artistas, escritores e intelectuales cubanos mueren cuando abandonan la isla y una bofetada a esos otros que suelen hablar de Miami como una ciudad culturalmente muerta. Leer el resto de esta entrada »

Cuando la dignidad tiene nombre

Publicado por Amir Valle | Publicado en Generales | Publicado el 29-10-2015

lilo-vilaplana

 

Hay hombres que viven contentos aunque vivan sin decoro. Hay otros que padecen como en agonía cuando ven que los hombres viven sin decoro a su alrededor. En el mundo ha de haber cierta cantidad de decoro, como ha de haber cierta cantidad de luz. Cuando hay muchos hombres sin decoro, hay siempre otros que tienen en sí el decoro de muchos hombres. Esos son los que se rebelan con fuerza terrible contra los que les roban a los pueblos su libertad, que es robarles a los hombres su decoro. En esos hombres van miles de hombres, va un pueblo entero, va la dignidad humana. Esos hombres son sagrados”.

José Martí

 

 

La cita de nuestro José Martí no es casual, ni es forzada. Es, simplemente, justa, pues hoy llega a sus 50 años (la media rueda, la llamamos en Cuba) uno de los hombres más dignos que he conocido: Oleido Rafael Vilaplana Santalo, más conocido por su nombre artístico, Lilo Vilaplana. Leer el resto de esta entrada »

De sombras, poder y otras herencias

Publicado por Amir Valle | Publicado en Política cubana | Publicado el 23-10-2015

Don-nadie-para-columna-herederos-castrismo

ó
esos Don Nadies que podrían gobernarnos

 

Reflexionemos, cubanos: ¿quién es Alex Castro Soto del Valle para que vaya por el mundo dándose aires de “analista” de la realidad cubana?, ¿quién es Antonio Castro Soto del Valle para que fuera promocionado para representar a Cuba desde el 2009 y hasta el 2014 como vicepresidente de la Federación Internacional de Béisbol?, ¿quién es Mariela Castro para que monopolice en Cuba, y a nombre de Cuba fuera de la isla, la necesaria recuperación de espacios sociales para la comunidad cubana LGTBI, si los únicos detalles “diferenciadores y destacados” de su currículum personal es haberse casado con un rico empresario italiano, luego de su primer matrimonio con el chileno Juan “El Chele” Gutiérrez Fischmann, acusado de haber asesinado al senador chileno Jaime Guzmán, en 1991?, ¿quién es Alejandro Castro Espín para que muchos analistas lo vean como el posible sucesor de la dinastía familiar que ha gobernado a Cuba desde 1959?… Leer el resto de esta entrada »

Colegas V: Jenny Pérez-Schmidt

Publicado por Amir Valle | Publicado en Generales | Publicado el 29-09-2015

Colegas

 

(Serie)

Uno de los mayores enriquecimientos que he recibido como escritor ha sido ejercer el periodismo junto a colegas de una profesionalidad tan indiscutible, que cada encuentro con ellos es una lección magistral. En esta serie, quiero hablar de algunos de esos periodistas.

 

*****

 

Jenny Pérez-Schmidt:

la voz de la inteligencia y la profesionalidad.

jenny-perez-dw-a-titulo-personal

 

Juro que es casualidad que justo hoy publique aquí mis impresiones sobre una de las profesionales más completas que conozco en mi trabajo como periodista: la chilena Jenny Pérez-Schmidt. Incluso estas líneas iniciales las incorporo al texto que escribí ayer, lunes 28 de septiembre, sin imaginar que hoy, martes 29, ella andaría de cumpleaños. Mi alegría, pues, es doble: tan feliz coincidencia me permite, al mismo tiempo, agradecer a Jenny todo lo que he aprendido junto a ella en estos dos años de trabajo y felicitarla por un nuevo aniversario en su corta pero intensa y, repito, muy profesional vida. Leer el resto de esta entrada »

Lecciones de humildad, talento y fe

Publicado por Amir Valle | Publicado en De Literatura | Publicado el 25-08-2015

Algunos miembros de la Tertulia de Guardamar.

Algunos miembros de la Tertulia de Guardamar.

 

*****

 

Reflexiones sobre unas vacaciones en Guardamar del Segura

 

Hay vacaciones que te sorprenden. Pensadas sólo para olvidar el cansancio acumulado durante largos meses de trabajo, para dejar que el sopor de ese hastío cotidiano  se diluya en las aguas cálidas de una playa a la orilla de ese incomparable Mediterráneo al que le cantó Serrat, se convirtieron sin embargo en el escenario perfecto para recibir una lección de humildad, fe en el valor incalculable del talento humano y amor por esa joya preciosa, cada vez más rara, que es el arte. Leer el resto de esta entrada »

Colegas IV: Claudia Herrera Pahl

Publicado por Amir Valle | Publicado en Generales | Publicado el 27-07-2015

Colegas

 

(Serie)

Uno de los mayores enriquecimientos que he recibido como escritor ha sido ejercer el periodismo junto a colegas de una profesionalidad tan indiscutible, que cada encuentro con ellos es una lección magistral. En esta serie, quiero hablar de algunos de esos periodistas.

 

*****

 

Claudia Herrera Pahl:

profesionalidad, confianza y… retos.

 

claudia-herrera-pahl-dw-a-titulo-personal

 

En un intercambio reciente de emails, Uta Thofern, Jefa de Redacción para América Latina, de la agencia alemana Deutsche Welle, agradeció mi presencia cada vez más usual en los espacios informativos online y de televisión de esa prestigiosa agencia. Días después, en una cálida conversación en su despacho en Berlín, le repetí lo que antes le había escrito: soy yo quien agradece que experimentados colegas periodistas de DW me hayan permitido trabajar junto a ellos, aportando mis conocimientos sobre el tema Cuba, América Latina y, mi especialidad, el Oriente Medio. Leer el resto de esta entrada »

Colegas III: Alfredo Muñoz Unsain “Chango”

Publicado por Amir Valle | Publicado en Generales | Publicado el 25-07-2015

Colegas

 

(Serie)

Uno de los mayores enriquecimientos que he recibido como escritor ha sido ejercer el periodismo junto a colegas de una profesionalidad tan indiscutible, que cada encuentro con ellos es una lección magistral. En esta serie, quiero hablar de algunos de esos periodistas.

 

*****

 

Alfredo Muñoz Unsain “Chango”:

Entre la verdad y la demonización.

chango-a-titulo-personal-amirvalle-1

 

Conocí a Chango a mediados del 2004. Hasta ese día en que me abrió por primera vez la puerta de su casa en La Habana, siendo sincero, sobre aquel viejo alto, encorvado y de mirada penetrante y dura corrían muchos rumores en el mundo periodístico cubano: por un lado, quienes lo consideraban un agente de la Seguridad del Estado cubano y lanzaban sobre él historias de delaciones y traiciones desde que fuera uno de los primeros argentinos que se integró a la agencias de noticias Prensa Latina, y por otro lado, quienes lo consideraban un mito del periodismo latinoamericano, uno de los más profundos conocedores de la realidad y la alta política cubana y un eterno irreverente que no había logrado destacar más porque “le había cantado las cuarenta” (es decir, le había dicho la verdad sobre lo que pensaba del desastre cubano) incluso al propio Fidel Castro. Leer el resto de esta entrada »

Colegas II: Lidia Señarís Cejas

Publicado por Amir Valle | Publicado en Generales | Publicado el 11-07-2015

Colegas

 

(Serie)

Uno de los mayores enriquecimientos que he recibido como escritor ha sido ejercer el periodismo junto a colegas de una profesionalidad tan indiscutible, que cada encuentro con ellos es una lección magistral. En esta serie, quiero hablar de algunos de esos periodistas.

 

*****

 

Lidia Señarís Cejas:

Cuando la tozudez se convierte en virtud.

 

lidia-senaris-a-titulo-personal-amirvalle-1

 

 

En tiempos en que el periodismo va de capa caída, aplastado su verdadero papel como manifestación del pensamiento social por la banalidad descerebrada, el morbo noticioso plagado de chismografía social y, en el mejor de los casos, la superficialidad informativa o el océano de medias verdades enmascaradas para no ofender a los poderes (económicos, políticos o de otra índole) que controlan los medios en todos los rincones de este mundo cada vez menos azul, uno agradece conocer el trabajo profesional, consecuente y tozudo de colegas como Lidia Señarís. Leer el resto de esta entrada »