Editor

“«Tronco de novela», se dijo para no llorar como una vieja maricona y hasta pensó que si tuviera al genio de Sepúlveda delante se lo comería a besos aunque después los socios de Cuba le colgaran el cartelito de pajarraco”.

Manuscritos del muerto

Su primer trabajo en el campo de la edición literaria se inició a mediados del 1989, cuando trabajó junto al también escritor Carlo Calcines en la antología que publicara Senel Paz con cuentos de otros escritores de la más nueva promoción:Los muchachos se divierten.

Amir Valle nace OtroLunes

De izq. a derecha: el escritor Jorge Félix Rodríguez, el escritor Ladislao Aguado, Amir Valle y su esposa Berta, el día en que nació la revista Otrolunes

Ya en Cienfuegos, donde formó parte del Consejo Editorial del sello provincial Ediciones Mecenas, participó en la concepción, selección, evaluación y edición de más de una veintena de títulos.

Pero básicamente su trabajo como editor se encuentra en sus colaboraciones con los más importantes sellos editoriales del país, en sus revistas electrónicas Letras en Cuba (que transmitió 30 números hasta que “me dijeron que no podía usar el correo electrónico que me dieron en el Ministerio de Cultura para transmitir aquel material”) y A título personal (que por razones similares sólo llegó a poner en Internet el primer número), así como en sus numerosas antologías sobre la narrativa cubana (más de seis hasta la fecha).

Durante varios años fue Coordinador en La Habana de la Colección Cultura Cubana de la editorial Plaza Mayor, de Puerto Rico, desempeñándose, básicamente, como editor y organizador del premio literario internacional de novela que durante tres años consecutivos convocó esa editorial para escritores cubanos de la isla y el exilio.

Actualmente es Director General de OtroLunes-Revista Hispanomericana de Cultura.